Esta es el primer post de una serie que estará dedicada al cuidado del cuerpo con ingredientes fáciles de conseguir, que sean naturales y efectivos a la hora de hacer preparados en casa.

Partiremos con lo más básico que una rutina de belleza debe tener, sobre todo si usamos maquillaje y estamos expuestas y expuestos a la contaminación ambiental.

La limpieza facial

Una profunda limpieza facial nos da un aspecto saludable, por lo menos externamente. Para conseguirlo, existe una gran cantidad de recetas muy eficaces elaboradas con productos naturales. Mostrar un rostro limpio, sin impurezas, terso y suave produce un bienestar personal y contribuye a nuestra autoestima.

Lo primero que debemos hacer como hábito, es limpiar el rostro todas las noches, tengamos o no maquillaje, la limpieza hace que nuestros poros se limpien y se despejen y absorbamos energía a través de ellos, la respiración no sólo es a través de la boca y la nariz, sino también a través de los poros de toda nuestra piel, es por ella que entra el Prana, la energía vital que nos nutre. Un rostro limpio será más tiempo joven y luminoso, esta es la mejor forma que nuestra piel se mantenga joven.

Para esa limpieza diaria puedes usar el agua de rosas que es un excelente aliado a la hora de limpiar el rostro, y se puede hacer en casa.

Necesitas agua purificada, puede ser agua mineral sin gas, agua de vertiente, de lluvia o de la llave pero debes dejarla reposar un día para que se evapore el cloro. También necesitarás pétalos de rosas frescas o secas ojalá orgánicos. Primero muele bien los pétalos mientras más pequeños mayor superficie de contacto habrá a la hora de macerar, eso hace que sus propiedades sean bien absorbidas por el agua. Luego entibiar un poco el agua y agregar los pétalos, dejar macerar un día, luego tamizar con una tela y tendrás una exquisita agua de rosas, puedes agregar unas gotas de AE de rosas para conservar el producto. Comienza con 250ml de agua, pétalos de 2 rosas y 10 gotas de AE (aceite esencial). Si no tienes AE, el agua de rosas la puedes conservar el el refrigerador, otra forma es hacer cubitos de hielo e ir descongelando a medida que la uses.

Nuestra agua de rosas es elaborada con agua de montaña, extracto de pétalos de rosas y aceite esencial de rosas rojas, todo producido en nuestro espacio de salud.

Otra forma eficaz para limpiar profundamente la piel de rostro son las mascarillas, deben hacerlas una vez por semana o cada dos semanas, existen innumerables tipos de mascarillas según el tipo de piel, lo más importante es saber cómo se hacen para que sean lo más efectivas.

  1. La mascarilla debe extenderse siempre encima de la piel recién lavada. Para que sea eficaz primero haz un baño de vapor al rostro, unos 5 minutos para que los poros se abran y la piel pueda absorve mejor los ingredientes de las recetas.
  2. Aplica la mascarilla con un pincel suave, o con las manos haciendo movimientos circulares. Primero la frente y la nariz, luego los pómulos y barbilla, dejar actuar 15m aprox según la receta.
  3. Una vez transcurrido el tiempo necesario, se lava el rostro con agua tibia para que salga todo el producto, no debe ser agua caliente, puede ser también agua fría del grifo, según el tipo de mezcla. Después aplicar un tónico para cerrar los poros y una crema adecuada a la piel.

Esos son los pasos a seguir, existe un sin número de mascarillas, algunos ejemplos:

Nuestra arcilla esta recolectada en la montaña de Cochiguaz, tenemos la versión tradicional y otra mezclada con diferentes polvos de hierbas, como pétalos de rosa, mango, palta entre otras.https://www.artevivo.cl/producto/arcilla-roja/

Mascarilla de palta: 1cucharada de jugo de limón, 1/2 palta molida y clara de 1 huevo batida a punto de nieve, mezclar todo. Sirve para las pieles secas, mixtas y envejecidas, aporta elasticidad a la piel y luminosidad.

Mascarilla de pepino: 2 cucharadas de jugo de pepino, 1 cucharada de leche en polvo y clara de 1 huevo sin batir, mezclar todo hasta emulsionar y aplicar en el rostro. Aporta una profunda limpieza, ayuda a cerrar los poros, hidrata y reafirma la piel.

Mascarilla de aceite de almendras dulces, agua de rosas, jugo de limón y coñac, usar 4 cucharadas de c/u, mezclar y aplicar en el rostro. Aporta limpieza profunda, suaviza, es astringente, blanqueadora, y desinfectante, especial para pieles grasas.

Espero te sirvan esto consejos y recuerda dejarme tus comentarios, con amor para tí.